Una guía para conocer a fondo las calles de Venecia

Un recorrido por el lado B de la -quizá- ciudad más turística del mundo.

25 Jun 2022

¿Será Venecia la ciudad más turística del mundo? Muchos la aman, otros más se quejan
continuamente, pero esta ciudad tiene una magia difícil de explicar. Para los italianos
es una ciudad que no existe, que no es real, es como un escenario, una puesta en
escena, y se vuelve bien difícil al visitarla no sentirse atrapado en ese stage turístico. Pero
siempre que regresas te acabas rindiendo por cada uno de los rincones de esta ciudad.
Aquí va una mini guía no taaaaaan turística de Venecia, con los pretextos perfectos para
querer regresar una vez más.

Foto: Diego Berruecos

9-10 AM: Colazione All’italiana

La primera aclaración es culinaria-cultural: los italianos no desayunan fuerte, ellos están felices con su expresso, o café con leche y una tostada con mermelada. No pueden imaginarse desayunando unos chilaquiles con pollo.

Para resolver este tema, el lugar perfecto es un pequeño café, el Bar Allá Tolleta (Dorsoduro, 1191): dentro de una vitrina hay expuesta una gran variedad de sándwiches, con combinaciones como atún y aceitunas, jamón con nudja (chorizo picante) y lechuga, atún con alcachofa y mayonesa, ricotta con nuez y espinaca, y muchos más, como los deliciosos Tramezzinos (sándwiches aguados).

Además, las porciones son muy generosas y te terminas comiendo dos o tres Tramezzinos; los locales pasan y pasan pidiendo sus refrigerios para llevar y la clientela real se toma su café con calma viendo el ajetreo que se forma sobre el puente de la Academia.

Foto: Diego Berruecos

11 AM: Palazzo Grassi

A sólo ocho minutos caminando desde la Tolleta y cruzando el puente de la Academia se encuentra el Palazzo Grassi. Forma parte de la Fundación Pinault, que además cuenta con otro espacio muy importante de exposición, la llamada Punta de la Dogana, que en esta ocasión mostraba una expo muy grande de Bruce Nauman.

Nos decidimos por el Palazzo Grassi para ver la muestra de la artista Marlene Dumas, una exposición muy extensa del trabajo de esta pintora de ascendencia holandesa y nacida en Sudáfrica. Estas retrospectivas de pintores en el Palazo Grassi logran mostrar en el mismo espacio una cantidad de obra difícil de ver junta en otros lados.

Los retratos de Marlene tienen un mundo de historias detrás, que pueden ir desde la foto de autopsia de Marliyn Monroe, hasta el retrato de la madre de Passolini, siempre con un interés y una “lupa” de la artista que la lleva a acercarse a nosotros a través de sus cuadros. La calidad y profundidad de las muestras del Palazo Grassi lo convierten en una visita obligada en esta ciudad.

Foto: Diego Berruecos

13 PM: Bienal de Venecia

La bienal del arte de Venecia (Giardini della Biennale C. Giazzo) es un mundo enorme: es una locura tratar de hacer este recorrido exprés, pero también seria una locura no incluirla en este recorrido. Este evento, que se realizada cada dos años en el Gardini tiene sus pros y contras pero estando aquí uno no pude dejar de verlo.

En esta ocasión, la expo principal “Milk of Dreams”, curada por Cecilia Alemani, es una muestra increíble de recorrer con las pausas que cada obra ta vaya pidiendo. Consiste en una una combinación de obras contemporáneas y “cápsulas” de movimientos artísticos de siglo XX, con obra en un 85 o 90% realizadas por mujeres.

También en el Giardini se encuentran los pabellones de varios países, en su mayoría poderosos: destacan la participación de Francis Alys, en el pabellón de Bélgica, y de Simone Leigh, en el de Estados Unidos.

Foto: Diego Berruecos

15 PM: Cantina Do Mori

Ésta es sólo una parada rápida para quitar la sed y seguir adelante: Cantina Do Mori (Calle Do Mori 429) es un bar antiguo, oscuro, oscuro, oscuro, pero que abre temprano. Aquí se puede tomar una cervecera fría, o algún vino y acampanarlo de alguna picadita, son famosas en Venecia las Chichettis, las tapas locales. El chiste es sólo matar el hambre y la sed y seguir caminando.

Foto: Diego Berruecos

16 PM: Fundación Prada

En un palacio de 1728 (Ca ‘corner della Regina, Santa Croce 2215) se encuentra esta fundación que ofreceexposiciones de arte pero también de otros tipos, como la que nos tocó ver, que consistió en una exploración sobre el cerebro y que involucró la participación de científicos, escritores y artistas visuales.

Siempre tiene un extra en Venecia poder entrar a estos palacios centenarios con el pretexto de estas expos y poder ver entre lineas las capas de historia en los muros. También en esta ocasión nos tocó ver un diálogo simulado entre filósofos realizado por la artista Taryn Simon: te puedes quedar horas tratando de seguir esta conversación que nunca existió.

Foto: Diego Berruecos

18 PM: Vino Vero

En una zona un poco más retirada de los turistas (aunque esto es casi imposible), en la zona de Canaregio, se encuentra este pequeño bar de vinos naturales (Fondamenta de la Misericordia, 2497), con una muy buena selección de chichetis. El lugar es perfecto para tomar algo antes de ir a cenar, es una locación idílica por que te puedes sentar en sus mesas o literal en el canal a tomar tus vinos.

El ambiente se siente más relajado, y si todo está ocupado, no te preocupes, en todos los lugares está muy bien visto sacar todo al canal y tomártelo ahí. Destacamos una Bollucine (vino con burbuja) de Nicola Gatta, de la región franja corta en Lombardia, cerca de Milán, un Brut hecho con la combinación de las uvas Pinot Noir y Chardonnay.

También probamos dos vinos de uva Garganica, y un Nevio Escala de la región de Venetto, en Padua, con muy poca fermentación en contacto con la piel de la uva: son tan pocos los días de esta fermentación que en color no llega a ser naranja. Y por último, un David Spillari con una burbuja muy muy suave.

Foto: Diego Berruecos

20 PM: Corte Sconta

Este gran restaurante se encuentra hasta el otro lado de la ciudad (Calle del Pestrin 3886), pero caminando uno siempre está máximo a 30 minutos de donde sea en Venecia, y caminar de noche vale doble, porque no hace tanto calor y hay menos gente. Corte Sconta es un restaurante familiar, que tiene un patio-jardín muy especial, con una pérgola con llena de vid que hace el lugar más acogedor y rico con el calor.

Desde que llegas sabes que estás en buenas manos. Pedimos el antipasti veneciano para compartir porque lo tiene todo. Todos los mariscos están levemente hervidos, por lo que es un plato perfecto para empezar. Y otra especialidad es el Rodaballo al horno, cocinado perfectamente para conseguir una suavidad y un jugo increíble, acompañado de papas, tomate y aceitunas.

Foto: Diego Berruecos

23 PM: San Marco de Noche

La solución final para el tema de la plaga turística termina con poder llegar a San Marco pasadas las 11 de la noche, caminar por ella sin sentirse aturdido, sin ver ni chocar con miles y miles de personas.

Sin duda algo tiene, ya a esta hora se vale, si quieres, tomarte un último trago con el riesgo de que te lo cobren al doble, pero la vista lo amerita.

También aquí, en la mera plaza, está el espacio Olivetti, con interiores del arquitecto Carlo Scarpa, que en esta ocasión (y con todo el coraje del mundo) tuve que conformarme con la vista por la ventana. Y así, caminando de espaldas, me despido de San Marco y de Venecia.

Foto: Diego Berruecos

next