Ciudad de México

Lo imperdible

¿Cómo conservar la esencia de la comida tradicional cuando estás lejos de tu país de origen?

La cocina tradicional juega un papel muy importante dentro de cualquier cultura. En la coreana, como en la mexicana, es una muestra de amor y unión con sus raíces.

Enorme y diversa, podrías hacer innumerables viajes a ella y seguir asombrándote con su arquitectura, gastronomía, arte, vida nocturna y cultura.

Lo que debes saber antes de viajar

Toma en cuenta las distancias y el tráfico (más allá de las horas pico) al organizar tus itinerarios: lo mejor es explorar la ciudad por zonas. Por ejemplo, el Centro Histórico, Condesa, Roma y Chapultepec podrían ser un circuito -de museos, tiendas de diseño y gastronomía-, mientras que Coyoacán y San Ángel podría ser otro, más cultural, histórico y arquitectónico.

La mejor época para visitar la ciudad es la temporada seca, entre septiembre y marzo. La oferta de hoteles es enorme, pero dependerá de si buscas algo al centro de la ciudad (lo más práctico, quizá), hoteles de diseño y en un área residencial -como el Hábita Condesa o si prefieres un hotel de cinco estrellas en una zona de negocios, como el Sofitel y el St. Regis de Paseo de la Reforma, o el Hyatt Regency de Polanco.

Muchos viajeros optan también por rentas temporales en Airbnb y existe una enorme oferta de departamentos muy bien diseñados.

Lo imperdible

Recorrer el Centro Histórico y visitar el Zócalo con sus antiguos edificios coloniales, su Catedral imperturbable y las ruinas del Templo Mayor azteca. Recorrer las calles de esta zona, dividas por tiendas especializadas, es toda una experiencia antropológica.

¡Comer! Tacos al pastor, garnachas, pozole, esta ciudad es un paraíso de sabores milenarios y posmodernos. (No te preocupes, tenemos varias guías al respecto).

Visitar San Ángel y Coyoacán en fin de semana, recorrer las tiendas de diseño de las colonia Roma y Condesa. Visitar la colección Jumex, la mayor de arte contemporáneo en Latinoamérica.

Cómo moverse

Puedes rentar un coche desde el aeropuerto, aunque lo más práctico para moverse en la ciudad es Uber, incluso más que los tradicionales taxis de sitio (aunque estos son más baratos). En el aeropuerto, existen empresas con permiso para operar taxis y Uber no es una de ellas, aún así, muchos viajeros optan por pedirlo apenas bajando del avión, aunque estos coches no tienen permitido esperar afuera más de 5 minutos.

El metro llega al aeropuerto, pero no se considera lo suficientemente seguro como para viajar con equipaje, es preferible el transporte privado. En cuanto a la ciudad, el sistema de metro llega a casi todos los puntos y está muy bien conectado, pero en hora pico es todo un reto subir a un vagón. El metrobús es muy práctico, seguro y una buena opción.

En la cocina con la chef Pía León

Así fue la experiencia gastronómica que ofreció la mejor chef femenina según The World’s 50 Best Restaurants en Pujol

Un volcán inexplorado de CDMX para hacer senderismo

Teuhtli se encuentra al sur de la ciudad y marca una ruta de conexión con la naturaleza para los fans del senderismo.

Dos nuevos hoteles que sorprenden en CDMX

Ubicados en el poniente de la ciudad, estos hoteles llegan a cambiar nuestra idea de la hospitalidad.

3 glampings cerca de CDMX perfectos para una escapada de fin de semana

También la lluvia es un pretexto para disfrutar de una aventura fuera de la ciudad.

Historias de hoteles: el Camino Real Polanco, CDMX

Construido con motivo de los Juegos Olímpicos de México 1968, este hotel permanece como una obra maestra de la arquitectura moderna mexicana.

Hanseatik inaugura su showroom con 500 productos gourmet de todo el mundo

Después de 24 años de experiencia en el mercado mexicano, Hanseatik abre sus puertas en Santa Fe.

México nostálgico: así se veía en el siglo XIX según José María Velasco

Nadie retrató el Valle de México semi virgen como este pintor.

La historia del ex Convento del siglo XVII en el Desierto de los Leones

Antes de convertirse en el primer Parque Nacional del país, fue el lugar elegido por los monjes Carmelitos para encontrar la paz. Ahora, las leyendas del lugar cuentan otra historia.